viernes, 5 de septiembre de 2014

PAISAJE CONTINUO

Imagen cogida de la red




PAISAJE CONTINUO




Es la misma esquina sin testamentos, la vaca de la penumbra sobre el eclipse;
veo la continuidad inmoral que dobla las rodillas, las hamacas flotantes
de los párpados a través de la única rendija de la ventana:
vos, proverbial, en algún paisaje mágico  a la orilla del rosal boca arriba
de los puertos, o en el único lugar posible:
mi caverna cuyas paredes saqué del desuso. (En mis ojos, todavía la avidez
del Stanislaus National Forest y su vendimia para la perennidad.)
—Luego sobre las palabras, la flama verde arqueada en los pensamientos.
Maduran los ciervos en el horario de mis poros.
Cada palabra en el rostro hace el recuento de muchos nombres:
todo nos desnuda y así, innumerables, nos recobramos sanos de pájaros
y de asfixia. Dejamos fuera de nuestros brazos, la melancolía y el abandono.
(La ternura es como el olor a albahaca en la infinita piedad del cierzo.)
Barataria, 05.IX.2014