sábado, 9 de noviembre de 2019

SANGRE CONTENIDA

©Pintura de Isabelle Malmezat-Pinterest






SANGRE CONTENIDA




Me miro en el espejo y no veo mi rostro.
He desaparecido: el espejo es mi rostro.
Me he desaparecido;
porque de tanto yerme en este espejo roto
he perdido el sentido de mi rostro
o, de tanto contarlo, se me ha vuelto infinito…
Enrique Lihn




En la doble mirada de una cicatriz, solloza la sangre contenida: es llama o silencio el ojo del aleteo que la atraviesa. En el otro espejo de la lejanía, ese confín que dejó de ser misterio y ahora se ha vuelto lamento de coces y funerales. Eso dice la cadena desteñida del silencio y su fragancia yerma de río enlutado. (Pasa la noche arrodillada sobre los coágulos de la memoria y en ese tránsito, los adioses que siempre tienen algo de despojo en el espejo.)

Del libro: “Metáfora del desequilibrio”, 2019
©André Cruchaga
©Pintura de Isabelle Malmezat

lunes, 4 de noviembre de 2019

EL AMOR SE ME VA

©Pintura de Nancy Hillis





EL AMOR SE ME VA




El amor se me va como esas frases trilladas por el uso como el padrenuestro en envoltorios de Coca-cola como el asco que busca asilo en las aceras (El amor nos golpea mientras hurga en el abismo de lo permanente tal vez porque en él murió toda inocencia tal vez porque en la marea una lágrima escarbó en las zonas más íntimas del pecho o solo fue espina en una selva de axilas.) El amor ese cayado que torna en ciegos fuegos lo irrestañable o en campo de concentración las intemperies del aliento.

Del libro: “Metáfora del desequilibrio”, 2019
©André Cruchaga
©Pintura de Nancy Hillis 

domingo, 3 de noviembre de 2019

CADÁVERES DE AGUA

©Pintura de Anne-Françoise Cart





CADÁVERES DE AGUA




Se me han hecho agua los cadáveres en la garganta y los brazos
como un solitario cangrejo de gritos a punto de desparramarse
en la vigilia o en la amalgama de ojos en la sombra
A veces como a hurtadillas sobre algún neumático suburbano
o entre inocentes rendijas que tiene el presentimiento
A veces también me espía la carroña doblegada en la boca:
Arde la pócima de adoquines
las moscas desasidas en la saliva el aliento sediento de las calles
y su amargor de callejón ávido y su bestia desmembrada
o su infancia que sucumbió en la náusea
El ritual cotidiano mata también el deseo de los cadáveres:
la desnudez no tiene nada de extraño en los cuerpos tumbados
sobre la despellejada sonrisa de lo macabro
Es terrible hurgar en las cloacas y vaciar en sacos putrefactos
el paraíso (A ratos solo toca excavar en la rosa marchita
del peregrinaje o en los muñones fatídicos
                                                                  del alumbrado público.)


Del libro: “Metáfora del desequilibrio”, 2019
©André Cruchaga
©Pintura de Anne-Françoise Cart







viernes, 1 de noviembre de 2019

FÁBULA DEL AHOGO

©Pintura de Chiu-Ti Jansen





FÁBULA DEL AHOGO




Ya no recuerdo el prolongado espejo del otro cuerpo frente al hastío ni el folio de conjeturas en la boca pero sí la noche en el paraíso de piedra de la fábula en el ahogo siempre las mismas gotas maltrechas del invierno y tus pechos que sobreviven a mi boca de añil garganta. (En un país como el nuestro la conciencia es como un subibaja donde cualquiera levita.)

Del libro: Metáfora del desequilibrio”, 2019
©André Cruchaga
©Pintura de Chiu-Ti Jansen

jueves, 31 de octubre de 2019

SOLO ÉRAMOS SONÁMBULOS

Imagen de la red





SOLO ÉRAMOS SONÁMBULOS




Solo éramos trenes sonámbulos entre tanta colilla vertida por la noche en medio de violentos disparos la patria grasienta de los abandonos: ahí los cuerpos sobre el césped sin límites una luna de saliva bullía en los poros mientras las sombras derribaban el cielo con las astillas del crujido del aliento ningún otro firmamento sino el río de plata de la piel y la luz derretida de los amantes y el gato parchado de las nubes sobre el tejado. Más allá un vals de esquirlas lo indócil y la indiferencia de un burdel.


Del libro: Metáfora del desequilibrio”, 2019
©André Cruchaga