jueves, 24 de mayo de 2018

PADECIMIENTO

© Francisco Cerezo Montilla





PADECIMIENTO




Hay dioses solitarios y sin ninguna lágrima, dioses oscuros y  abatidos por lo innumerable, dioses de papel agujereados por los pájaros. Dioses simplemente que padecen en sus aguas interiores y vomitan la miseria y nunca dicen su nombre.

Hay otros que tropiezan, ciegos de alma, y se pierden en sus oxidados grilletes.

En el absoluto de la eternidad van camino al matadero, como el luto que solloza en su danza.

Nunca encuentran paz, ni la fogata de los imaginarios.

De “Poemas del descreimiento”, 2018.
© André Cruchaga
© Francisco Cerezo Montilla

viernes, 11 de mayo de 2018

MEMORIA DEL CUERPO

Imagen: Pinterest





MEMORIA DEL CUERPO




Era el ala de los poros golpeándome los ojos, el blando misterio encendido de la linterna, la carne hundida en el hueco del sueño.

Desarmada la desnudez, el pulso ciego de la boca: alrededor, el agua de la noche en los espejos, el alma vertida en el pájaro de fuego, desde las sienes al sueño de los raptos. (Siempre supe de los cofres cifrados de la almendra y del reloj colgando de las paredes y del agua dejándonos tantos inviernos.)

Ahora busco embalsamar la orquídea de lo inexplicable: aquellas estaciones abrasadoras de los ataúdes, los diálogos de la brasa sobre el montículo de mis indigencias.

De “Poemas del descreimiento”, 2018.
© André Cruchaga
© Imagen: Pinterest 

miércoles, 9 de mayo de 2018

TEMOR A LA PONZOÑA

Imagen cogida de la red





TEMOR A LA PONZOÑA




¿En qué reino viven las sombras gruesas de mis ojos y los temores a la ponzoña sobre la rocosidad de la canela? (Nunca hay reposo ante lo oculto que acecha como un río de alacranes.)

He aprendido a descreer también de mis pulmones y de los eructos de las habitaciones cerradas y de la dialéctica de los escarabajos.

Si algo gira en la memoria, es la oxidación de la lluvia en la barriga de las moscas: el frío cobra vida en los peces muertos de las acequias, en los zapatos infestados de clavos.

(Fuimos amantes suicidas entre la oferta y la demanda. Los hongos hicieron su hueco en la cobija: ahí encallamos desenterrando nuestras costillas.)

Ante la arrogancia y la vileza, les ofrezco el vendaval de una flor.

De “Poemas del descreimiento”, 2018.
© André Cruchaga.

domingo, 15 de abril de 2018

PRETENSIONES

Pablo Picasso






PRETENSIONES




Deseo una guitarra para que vomite su sexo desde la ventana abierta de un ciego: un burdel de buitres cansados de la tarde o una noche de muertos donde copulen las bestias, o la crucifixión mordiéndome las uñas.

Al cabo mi pecho está condenado a la agonía y a esas vírgenes estrafalarias que comen pecesillos a la hora del coito.

Entre los muslos las libélulas de la saliva y los piojos bañándose con el agua del arco iris.

Dentro de poco, el semáforo muerto de mis ojos, mordisqueando el ombligo, o la jaula del pájaro, o las ingles.

De “Poemas del descreimiento”, 2018.
© André Cruchaga
El Guitarrista Ciego (1903) del pintor cubista Pablo Picasso

miércoles, 11 de abril de 2018

PÀJARO DE AGUA

Imagen cogida de Internet






PÀJARO DE AGUA




Como la curva de papel en los ojos, retumban las sombras en la garganta. (El pájaro líquido quedado en los vacìos del cuerpo.)

Te desnudas frente al delirio de mis brazos, en la fuga.

Se desarma el pulso en la enredadera ciega: ahí las manos enteras metiéndose en el sueño.

Entra el pájaro al hueco de la memoria.

(Entera la claridad y su misterio apurado de aguas: un rebaño de sonambulismos, se arrodilla al borde del ensimismamiento.)

De “Poemas del descreimiento”, 2018.
© André Cruchaga