martes, 23 de septiembre de 2014

OLVIDO

Imagen cogida de la red




OLVIDO




Sueño ya el olvido y las extrañezas en vísperas de relojes caducos. El horizonte
es irreparable en las postrimerías de la edad (también los mostradores
huesudos de las talabarterías, los disfraces cumplidos de los funerales sobre
el mundo infinito del desquicio.)
Después, todo será como la mesa vacía de transeúntes sin bitácora.
En lo alto de los hombros, esa sensación extraña del fuego. El silencio obsoleto
de cadáveres, (alguna pared oscura entre las manos)todo a la espalda de torpes
comensales. Mañana, qué lejos mañana para el paraíso.
Cae la boca sobre el cuaderno de la bruma, sobre el rostro ya hecho despojo.
En medio de tanta cetrería, no tengo sino esta sombra de caracoles
como una linterna acústica, cifra conceptista en el imaginario del búho.
En la hora implacable del vinagre, vos y la afectación de mis sentidos…
Barataria, 22.IX.2014