sábado, 11 de octubre de 2014

TENUE VITRAL

Imagen cogida de la red




TENUE VITRAL




Me asomo a la ventana para ver toda la adversidad que transita en las calles.
Cada piedra se ahonda en los huecos del aliento: es tanta la lucha que duelen
los tobillos y el ala rota. Trepa todo lo postrero a las ojeras.
En medio de la neblina son inciertas las manos y este ixcanal encarnado
en la médula de las semanas.
Gira en mis ojos la ceniza del galope y la porosidad de los escombros.
Siempre la nostalgia tiene sus peligros: vuelve lo acontecido a cruzar la puerta,
muerde la razón, acumula insomnios hasta hurgar en la desesperación.
En el follaje incierto de los sueños, despiertan las paredes
y todo cuanto existe en el imaginario del parpadeo.
Desde los demonios de la tormenta, esa ferocidad de túnel que tiene la lejanía.
En esta hamaca de tumba, cualquier pájaro se precipita.
Toda muerte se abre al saqueo de caminos; hacia la redondez de mis sueños,
la luz oscura del reloj, esta revelación de los vitrales en el atrio de los ojos.
Barataria, 11.X.2014