viernes, 3 de octubre de 2014

RECUERDOS

Imagen cogida de la red




RECUERDOS




Como una moneda oscura esta acumulación de semanas quemadas.
¿En qué galope de agujas se disuelven los recuerdos, estos relojes
oxidados por la intemperie?
Nada más cierto que esta armadura de hollín. (Ahora lo digo después
que la garganta ha rasguñado los vacíos. Las ventanas vuelan incesantemente.)
—¿Con qué sábanas debo cubrir las flechas de estos ojos cansados?
¿Hasta cuándo preservaré la polilla y los tiliches del mar y el duro paraguas
de las lágrimas? (Vos) entre estas aguas de caracoles sonámbulos,
entre las fotografías y mis zapatos,
entre la brasa indiscreta del poyetón, intensa de musgo.
Junto a mi mortaja solo el recuerdo de la lluvia y sus monedas arrugadas.
(Siempre los recuerdos me devuelven —aunque sean polvo— a lo que fue
en su momento, destello y desequilibrio.)
Ignoro que porción de mi ropa duerme conmigo.
Hay ecos como en las sastrerías. Nada es, andando, lo que se nombra…
Barataria, 01.X.2014