miércoles, 6 de agosto de 2014

QUEMADURAS

Imagen cogida de la red




QUEMADURAS




Arde la luna quemada en los ojos y el color traslúcido del arco iris.
Amarga la brasa diluida en la boca, el párpado petrificado de las siluetas.
Sobre todo lo que anochece, los jinetes deshojados del grafiti,
ciertas sombras calientes en lo subterráneo.
(Después de inmolarnos fervientemente en las aceras, la amalgama
de los minutos en cucharas de cataclismo. Aun en lo póstumo pervivimos.)
Desde la cal viva de la sed, carne y piel trituradas: arde el único fuego de estar
en medio de extraños espejos,
entre dolor y liturgia, brumas y tórridos sonidos.
—Debajo de los imposibles, alguien olvidará pronto su historia, pese a los ecos
que suscita la ceniza en las palabras prostituidas. La escoria es atroz.
Barataria, 05.VIII.2014