jueves, 28 de agosto de 2014

AUSENCIA ABSOLUTA

Imagen cogida de la red




AUSENCIA ABSOLUTA




Acércame todas las ausencias para construir mi propia vecindad.
(No hay palabra sobreviviente para pronunciar la última infancia encendida
de la niebla, ni claridad para guardar el equilibrio de las ventanas.)
A menudo también el descenso es palpable cuando aletea el amanecer.
—¿Qué tenemos, sino la habitación rota de la andanza, los dominios maniáticos
del espejo, y el silencio que se cuenta en la costilla?
Sobre la pared dormida, arde el montoncito de la enredadera del desván
iluminado por los deudos.
Salvo esta niebla insoportable, es el único legado que mastica el deseo:
nuestra historia es emérita en las axilas del esmeril.
Huelen a sanguaza los trenes y los periódicos. Ninguna calle ancha que abra
persianas; solo la etereidad de los cabildeos del monólogo.
Toda tu desnudez está en los haberes de mis ojos, ¿todavía hay milagros
sanatorios como para discurrir en la entrepierna de tus resuellos?
El paraguas de la memoria es tenaz en sus hilvanes…
Barataria, 27.VIII.2014