viernes, 5 de junio de 2015

DISTANCIAS VACÍAS

Cogida de catharsistoshe.blogspot.com




DISTANCIAS VACÍAS




Allí en la noche alada de las distancias vacías, el camino hondo de los vahos.
Hay vacíos y sombras de vacíos innombrables. Hay distancias traslúcidas,
innumerables histerias de aprendiz.
A la velocidad de las vocales del polvo, el pétalo convulso del relámpago,
la democracia a golpe de cuchillos o la escritura abierta del incesto.
Uno camina en caballos de espuma y  en permanente sigilo de aguas sucias,
páginas de periódicos en los tragantes, fosas sin respiro, celdas descarnadas,
y barrancos de nublada historia.
Uno nunca llega a la transgresión del mordisco, ni siquiera a la arbitrariedad
del hartazgo, ni a la ruleta rusa del azogue, ni al sarcófago de relojes,
tirados a la cicatriz de las distancias, al espejo exiguo del aliento.
En la podredumbre de los pájaros, azota el absoluto del frío, el estertor
equivocado de las costillas, el azafate en vano de la ráfaga.
Tartamudeo en la tabla rasa del cielo: ignoro en qué reino está la opulencia;
no sé qué rumbo toman los golpes de pecho de las tarántulas, la demasía
del semen adelgazado en el laberinto del parpadeo.
Ante el vómito inocente y el mosquerío, cuesta látigos la lucidez y la libertad,
el relámpago del horror, el alcohol que deshace la escritura.
(Nada es la respiración en milímetros de eternidad. De aquí, la arteria rota
y la alambrada, el camino al vacío de las geometrías, el ojo vencido del cerrojo,
la soga al cuello de toda la escritura, vaciado el cántaro y la sábana.)
Barataria, 02.VI.2015