lunes, 17 de noviembre de 2014

AGUA SUBLIMINAL

Imagen cogida de la red




AGUA SUBLIMINAL




Hay aguas de las que no tengo conciencia, ni el ojo del día se percata de ellas.
Y sin embargo, el subconsciente no da tregua a la sórdida hojarasca
del trasmundo: el Todo discurre arraigado a la escritura. Ese insomnio
de cuchillos del tamaño del universo.
(Si miramos al espejo, es honda la humedad de las paredes del cielo. Detrás
de estos extraños días, solo la mancha gastada de la indulgencia, y la luz
que no es de este reino, sino del vilano que presagia la salmuera.)
En el adviento de lo que subyace, los párpados hasta el ascua de la garganta.
Después, conmigo, el espejismo como unitario brebaje.
En las escenas del tiempo, tal vez a la distancia, otro oráculo disuelto.
Barataria, 16.XI.2014