miércoles, 15 de marzo de 2017

DESTIEMPO

Imagen cogida de Printerest




DESTIEMPO




El charco de negrura en la sonrisa puede tanto como los agujeros del ojal del ladrido en mis sienes amortajadas de carcoma: crecen los pétalos entrecerrados de la rosa a despecho del último pálpito del tiempo el fregadero de cucharas no siempre sirve para lavar el aliento ni soltar una lágrima sobre los anteojos a destiempo la escama de los barrotes en las sombras o la ventana postrera colgada de mis torceduras siempre los retumbos del tiempo nos doblan las rodillas allí uno frente a los colmillos de la noche sin ningún salvoconducto a uno se le nublan los ojos con hollinosos paisajes de disfraces a veces el fuego es sólo otro desuso de las semanas o la sobremesa de los esqueletos de la oscuridad siempre palpables en mis amarillentos silencios…
Barataria, 22.I.2017