viernes, 27 de junio de 2014

PALABRA ÚLTIMA

Imagen cogida de la red




PALABRA ÚLTIMA




En medio del tumulto los peñascos de la claridad y su redondez de pájaro,
las aguas atardecidas deslizándose en los agobios:  resplandecen
los materiales grises de los amantes extenuados ¿qué sentido tienen los diques que presagian la noche?
¿Qué regocijo de piel tienen los páramos, la acumulación de gritos,
la turbiedad de los espacios inasibles? —En el último traspiés de la congoja,
gastamos las ventanas inéditas de la ciudad; desencajamos la escarcha,
mordemos la crispación amarilla de las soledades.
Salvo el ojo del tiempo, sigue la marcha de los funerales, esta fatalidad
que no redime el drama quejoso de la arqueología, la mendicidad dejada
en los ijares. (Por cierto, no hubo nunca una palabra última, sino una lenta
castración de campanas y sombras enfundadas en el espejo.)
Barataria, 16.VI.2014