sábado, 28 de junio de 2014

HERRUMBRE

Imagen cogida de la red



HERRUMBRE




En el umbral del reloj,  los ojos del moho en su apasionado delirio.
A veces es circular la enredadera que levanta la saliva, el párpado endurecido
en los muros, el sarro sin descifrar de las calcinaciones.
—Quizá un día nos alejemos de los vastos espacios de los reinos cóncavos
y caminemos como lo hace todo el mundo.
Distantes de los ídolos, somos nosotros lejos de los cementerios;
En cada palabra, los armarios de la caligrafía, el grafiti obsceno del prostíbulo,
y los llamados a la reconciliación nacional.
¿En qué punto la decadencia se hizo multitud? ¿En qué leyenda el bagatela
es héroe? —Vamos, —me dices— resquebrajado el ofertorio, a nosotros,
las estrías de la salmuera y el olvido…
Barataria, 18.VI.2014